Basílica de María Auxiliadora y Parroquia de San Carlos Borromeo

O parroquia de sao carlos de almagro (quintino bocayuva 144), fue erigida como iglesia en un ámbito donado por los hermanos Francisco, Fermín y Martín Estebarena, en 1872, a la Sociedad Progresista de Almagro. Fue construido en la fracción de la cuadra de la flagrante calle Quintino Bocayuva, frente al pasaje de San Carlos.

Donado que ni los sacerdotes bayonianos ni los capuchinos asumieron la responsabilidad de este templo, algunos capellanes dependientes de la parroquia de São José de Flores. Pero el Miltrado consideró necesario instalar una orden religiosa, con la Iglesia como parroquia. Por lo tanto, se ofreció a salesianos lo cual aceptó y el 8 de mayo de 1878 se constituyó formalmente como Parroquia de São Carlos.

En presencia de un válido crecimiento del ciudadela, el Congregación Salesiana planteó la condición de construir un templo más noble. Un punto que sirviera para mejorar la atención espiritual de los vecinos.

O Padre José Vespignani, párroco de São Carlos, informó el 1 de abril de 1899 sobre su construcción. En la testimonio añadió que sería en honor a María Auxiliadora, Patrona de la Tribu Salesiana. La primera piedra se colocó en junio de 1900. La celebración fue presidida por Monseñor Juan Cagliero, quien aceptó que fuera la sede de la parroquia de San Carlo. Julio RochaArgentinaPresidente de la Nación y Teodolinda Fernández de Alvear, una de las benefactoras, presidieron la ceremonia.

las construcciones

El arquitecto Ernesto Vespignani, hermano del párroco, viajó desde Turín para diseñar la obra. La única condición que se le puso fue que fuera lo suficientemente noble para acomodar a la gran congregación del vecindario. en la fiesta de María Auxiliadora En mayo de 1910, aniversario del centenario de la Revolución de Mayo, se inauguró el templo. Vespigiani hizo un altar vestidor para abrigar su imagen.

Las obras continuaron hasta la finalización, en 1920, del confuso educativo que incluía la Escuela de Artes y Oficios, y la Capilla de San Francisco de Sales. Este colegio, Pío IX, contiguo a San Juan Evangelista de La Boca, el gran pueblo de Congregación Salesiana en Argentina. El punto de partida para difundir la tradición de formar profesionales y oficiales.

La Parroquia de San Carlos Borromeo y el Templo de María Auxiliadora

«El templo es de estilo románico; no es eso, sino el mejora de antiguas formas romano-cristianas (…) especialmente en Lombardía, por lo que asimismo recibió el nombre de lombardo. Este estilo nos pareció conveniente porque está más en sintonía con la antigua advocación del Templo que se confirma en la nueva, y así dedicada a San Carlos, Miltrado de Milán. Pero mucho más por ciertos rasgos característicos de este estilo que responden admirablemente a las exigencias particulares de un templo como éste en el que deben congregarse los fieles de la parroquia y los alumnos del colegio contiguo, sin enfado mutuo, pero sí con edificación recíproca. »

ernesto vesigiani

La palacio tiene su ubicación en la arista del confuso, característica de Vespigiani. Todavía se construye a un medida y medio sobre el nivel del pavimento, mediante dos espacios aceptablemente definidos, la cripta y el templo. Este, a su vez, consta de dos niveles. La planta desaparecido para abrigar a los feligreses y las galerías superiores para estudiantes (como el Pensionado Ginnasio Salesiano Valsalice en Turín, Italia). Su estructura tiene una superficie de 1800 metros cuadrados. El arquitecto no escapa a la concepción religiosa que se revela en los tres niveles como clara simbología metafórica de las etapas de la iglesia “la Purga”, “la Militante” y “la Triunfante”.

De nuevo a Vesigiani describe su templo

«La frontispicio presenta los rasgos esenciales del estilo románico con la irresoluto exterior en hermandad con la de la cubierta, las pilastras que se dividen en tres partes para indicar la distribución interior de las naves, rematando con gráciles chapiteles a modo de templete.

La majestuosidad de la frontispicio se ve realzada por el campanario que se levanta en el medio hasta alcanzar, con el extremo superior de la cúspide, una cúspide de cincuenta metros desde el suelo sin confundir en lo más minúsculo sus líneas generales.

De hecho, las características galerías que siguen la irresoluto de las laderas recorren toda la frontispicio, estando estos y otros ornamentos en hermandad con todas las demás partes del edificio. Para proporcionar la entrada se abren tres puertas: una más ancha en el medio y un frontispicio ornamentado que forma un cuerpo embellecedor con el ventanal en el centro, y dos puertas laterales más pequeñas, cada una en el eje de la nave respectiva.»

Golpe a San Carlos, casa de María Auxiliadora

Un Pantocrátor domina el frente del templo. Se le asigna así a la imagen que representa al Todopoderoso, Padre e Hijo, es sostener, demiurgo y Redentor. Situada en uno de los lugares habituales de exposición en las iglesias románicas: en los tímpanos de las portadas. En el caso de esta Mausoleo, se alcahuetería de una imagen escultórica de mármol blanco. Fue tallado en un coalición por el intérprete salesiano Quintín Piana. En este caso Cristo aparece sentado y sostenido por dos ángeles, se sitúa sobre el pórtico.

La cúpula, que cubre el presbiterio, tiene un perímetro octogonal y remata en una cúpula a 45 metros del suelo. Hay una linterna que sostiene una imagen de María Auxiliadora cinco metros de cúspide, bendecida el 18 de mayo de 1906.

San Carlos

Posee materiales originales de incalculable valía bello y está sito en un punto alegórico de Almagro, hasta el punto de ser el símbolo central del escudo de armas del ciudadela. La importancia que tuvo el templo desde sus orígenes hizo que Pío XII lo elevara a la categoría de Mausoleo en 1942. En 2006 el templo fue manifiesto “Admisiblemente de Interés Histórico y Cultural de la Ciudad de Buenos Aires” por la Vigencia porteña.

detalles que impresionan

La ornamentación abunda en materiales y objetos costosos. Al entrar en la palacio, hay un contraste sorprendente entre la severidad del exógeno y la copioso hermoseamiento del interior. Las columnas de 15 metros de cúspide con capiteles de follaje, que dividen las naves, juegan un papel importante desde el punto de apariencia ornamental, ya que se componen de bandas paralelas en colores color café con leche y rojo rasilla. Predominan los rojos y dorados en todo el espacio, lo que dota al conjunto de un espíritu festivo, lumínico y alegre. Ciertamente no es un templo equívoco.

El mismo Vespignani fue a Italia en 1906 para comprar el mármol con el que se recubrían las paredes, se hacían los cuencos de agua bendita y las bases de las columnas. El celeste estrellado de las bóvedas simboliza el Gloria y las decoraciones florales a las diferentes virtudes. Las ventanas, así como el crucero y la cúpula, son de vidrio con decoraciones policromadas.

Miles de peregrinos, provenientes de las diferentes obras que los salesianos han sembrado en Argentina desde su presentación en 1875, acuden a la Mausoleo para implorar y honrar María Auxiliadoramaestro de la Obra de San Juan Bosco.

El Santuario de María Auxiliadora

Se encuentra en la parte superior y se accede por dos escaleras de mármol ubicadas a uno y otro lados del altar maduro. Está claramente diseñado para proponer, en su camino, una verdadera peregrinación interior con destino a el punto que se considera centro de la anímico salesiana del templo, imagen de María Auxiliadora.

El 23 de marzo de 1903 se concedió a los Salesianos de Argentina la custodia de aquella figura de María Auxiliadora, bendecida por San Juan Bosco en Turín en 1885. Vespignani lo trasladó desde París. Llegó a Buenos Aires en 1905 y fue colocado temporalmente en la cripta. Finalmente, el 24 de mayo de 1956, la imagen recibió la coronación canónica pontificia.

La Cripta de San Carlos

Consta de dos naves laterales y una central, coincidentes con el templo central, y separadas entre sí por columnas octogonales.

El altar maduro de mármol color café con leche se ubica bajo un dosel sostenido por cuatro columnas cilíndricas de roca pulido. Debajo de la mesa del altar, un bajorrelieve del intérprete turinés Pasquale Sassi, que representa el Purgatorio.

En 2011 se han realizado obras de reparación en la Cripta: exactitud y despeje de desagües en el Patio Ceferino. Se instaló un pozo y equipo de bombeo de aguas pluviales con los respectivos equipos de bombeo. Se limpió y restauró la carpintería perimetral (ventilaciones). Coexistentes de nuevas cotas altas por el cambio de cota del pavimento exógeno. Colocación de tubería vacía para el nuevo tesina de adecuación tecnológica de Crypta.

el organo

La impresionante bloque y la perfecta acústica de la Mausoleo dan cabida a un interesante y bello útil italiano que combina la tradición clásica del “ripieno” y los fundamentos orquestales románticos desarrollados por Carlo Vegezzi Bossiel mayor prototipo de una dinastía acostumbrado de organeros que comenzó en el siglo XVI y fue famosa por sus románticos instrumentos sinfónicos.

En 2016 su organista, gabriel pizzi, me dijo que el sistema llamativo era de movimiento neumática. Fue inaugurado en 1911 por Luis Ochoa. compositor italiano Pedro Mascagniautor del clásico Cavalleria Rusticana, estuvo presente entre otros invitados para esa ocasión.

En 1990 se realizó una remodelación en la casa Amadini-Weinhold de Buenos Aires, en la cual se electrificó el útil y se colocó una nueva consola. El llamativo, ahora desconectado, se conserva en la exposición superior derecha del templo. En la cúpula del templo, a 50 m del coro, se encuentra el entraña de eco, cuya activación ha sido eléctrica desde su creación.

El Papa Francisco y la Parroquia de San Carlos

bautismo

La parroquia de San Carlos Borromeo y la Mausoleo de María Auxiliadora ya eran famosas por tener entre sus feligreses a Carlos Gardel y al Hipócrita Ceferino Namuncurá (internados del Colegio Pío IX), pero este detalle fue superado por este otro: está aquí que el Papa Francisco él fue aguado

Como tantos otros descendientes de inmigrantes italianos, Jorge Mario Bergoglio recibió su primer sacramento en la Navidad de 1936 en esta iglesia de Almagro, la misma iglesia donde, a principios del siglo XX, cantaba en el coro un inmaduro Carlos Gardel, según recuerda en una placa.

En el 70 aniversario de su acristianamiento, la iglesia colocó una pequeña foto en el bautisterio con una copia del texto parroquial que registra la sucursal del sacramento. Se lee que Jorge Mario, hijo de Mario Bergoglio y Regina Sívori, apadrinado por Francisco Sívori y Rosa Vassallo de Bergoglio, fue aguado por el sacerdote salesiano Enrique Pozzoli, quien luego se convertiría en su director espiritual.

Cementerio de la Chacarita

Cualquiera que visite este cementerio se sorprenderá al ver el Panteón de la Sociedad Salesiana. Fue el mismo Vespigiani quien la construyó en 1923. Podemos ver que el arquitecto hizo una perfecta copia a pequeña escalera de la Mausoleo, sus colores, su ornamentación, incluso la antigua entrada a la cripta entre los escalones que conducen a la Mausoleo, que hoy está a su izquierda.

Abriles posteriormente, el Panteón sufrió cambios en su estructura, lo más importante, según los documentos investigados, es que contaba con 8 sótanos superpuestos y un montacargas, ya que no existía entrepiso. En una ocasión, un empleado de la entonces Municipalidad de Buenos Aires murió accidentalmente en uno de ellos, lo que motivó su prohibición.

®Miguel Cabrera

Mi publicación