Dos hermosos retablos de la Catedral de Buenos Aires

En este artículo nos referiremos a dos hermosas Retablos de la Catedral Metropolitana. Nos referimos en primer división a la San Martín de Tours. Éste está situado en la nave izquierda del templo. Recordemos que el Santo es el patrón de la ciudad.. El coste de su fabricación fue asumido por un comerciante vasco, Gaspar de Santa Coloma, según cuenta el historiador Enrique de Gandía en su obra buenos aires coloniales.

retablos catedralicios

El retablo descansa sobre dos escalones de mármol. Está realizado en madera paraguaya tallada, policromada y dorada. El altar está sostenido por columnas con capiteles compuestos. Todo está esmerado con pan de oro. En varias partes observamos detalles en estuco. En la hornacina central se encuentra la imagen de San Martín de Tours. No encontramos mucha información sobre ella. Algunos autores refieren que llegó a esta ciudad en 1838. Tiene túnicas de prelado. En su mano derecha lleva un cayado.

Detalles

Debajo de la imagen central está Nuestra Señora de Buen Ayre. Debajo de la Sagrada Grupo se encuentra la imagen del mártir de San Geminiano. Se encuentra en posición horizontal adentro de un cajón transparente. Este Santo data del siglo III y es de Siracusa.

Superior a San Martín de Tours, hay un bajorrelieve que lo representa. Está realizado en pan de oro. En el bajorrelieve se puede apreciar un vitral que representa la lema cuando San Martín vio a un mendigo y lo tapó con su faja.

Como cuidando el retablo, a uno y otro lados encontramos imágenes de los protector menores de la ciudad, São Bonifácio y São Sabino.

A la derecha del Altar Anciano hay una estela donde reposan los restos mortales de Monseñor Emilio Lafitte. Y a la izquierda el monumento al miltrado Arrogante Federico Aneiros, obra del cincelador Víctor de Pol, que es un cripta de mármol y piedra de Carrara, con la figura del prelado arrodillado en el centro.

Retablos de la Catedral, Santísimo Sacramento

Seguimos hablando de estos dos retablos de la Catedral. El Santísimo fue construido en mármol y bronce. Imita el altar de la Confesión de San Pedro, situado en la Iglesia del mismo nombre en Roma. Tiene un cubierta de mármol con columnas de estilo barroco hechas de piedra ilustrado traído de Sierra Chica (Buenos Aires). La obra fue realizada en 1943 por el arquitecto Enrique Martínez Castro.

retablos catedralicios

Tiene un Cristo de marfil y una pequeña capilla donde se deposita el Santísimo Sacramento, que anteriormente estaba en el altar del Santo Cristo. El tabernáculo que la archicofradía había cedido en 1935 para colocarlo en el nuevo altar del Santo Cristo fue trasladado al altar de la nueva capilla. Tiene 2 lámparas votivas a uno y otro lados. Asimismo encontramos un antifonario dorado con la figura de la calabaza que representa a San Juan Evangelista.

Los bancos son de madera. A la derecha hay una gran vitrina construida en 1979, donde se ubica la custodia. Hasta entonces estuvo en el tabernáculo circulante del retablo longevo. La gran custodia fue realizada en plata por un autor incógnito en el siglo XVII. La custodia innovador medía 40 centímetros y en 1934, con motivo del Congreso Eucarístico Internacional, fue ampliada.

La custodia pesa más o menos de 110 libras. y mide dos metros y medio de pico. Está hecho de plata con incrustaciones de oro y piedras semipreciosas. Tiene alegorías de Europa y América. El esplendor del sol y sus rayos están hechos en piedras nacionales. Destacan las cuatro columnas, las puertas de hierro forjado que tienen todos sus fundamentos unidos con grapas a la antigua, sin remaches ni soldaduras.