Las 10 Vírgenes de la Biblia

las 10 vírgenes de la biblia

En esta ocasión hablaremos de la parábola de las 10 vírgenes en la biblia. Una historia asombrosa que usó Jesús para mostrarnos cómo será su regreso y prepararnos para contraponer lo que sucederá al final de los tiempos. Se encuentra en el tomo de Mateo, específicamente en el capítulo 25:1-13.

Te contamos un poco sobre esta parábola y lo que Jesús quiso afirmar con ella. Así que sigue leyendo.

Publicación sugerida: 7 Versículos de Obediencia en la Nuevo Testamento

Parábola de las 10 Vírgenes – Nuevo Testamento

Parábola de las 10 vírgenes

la parábola de 10 vírgenes sabias y necias se asemeja a la experiencia que tendrá la iglesia antiguamente de la venida de Cristo. En la brevedad de esta historia, Jesús nos dice mucho acerca de cómo será el reino de Altísimo en ese día.

Jesús relata en su parábola que 10 vírgenes fueron con sus lámparas de unto a esperar al novio. Cinco de ellos llevaban unto de repuesto, a estos Jesús los llamó sabios, mientras que los otros cinco no llevaban sino solo sus lámparas, estos son los necios.

Como el novio tardó mucho, las 10 vírgenes se cansaron y se durmieron. Pero a medianoche cierto gritó ¡Viene el novio! ¡Sal a percibir! Inmediatamente se levantaron todas las vírgenes y prepararon sus lámparas. Las necias se dieron cuenta de que sus lámparas se estaban apagando y pidieron a las sabias un poco de su unto.

Las vírgenes prudentes les respondieron ¡No podemos dar ausencia, porque no habrá suficiente para ustedes y para nosotros! Ve a los distribuidores de unto y cómpralo tú mismo. en ese momento llego el novio, las jóvenes que estaban listas entraron en connubio con él, y luego se cerró la puerta.

Luego vinieron las otras vírgenes que fueron a comprar unto, diciendo ¡Señor, Señor, ábrenos! ¡Pero él respondió que no los conozco!

¿Cuál es el mensaje de la parábola de las 10 vírgenes?

¿Cuál es el mensaje de la parábola de las 10 vírgenes?

En tiempos de Jesús, la tradición en las bodas era que los amigos de la novia esperaran al novio cerca del puesto donde se realizaría la ceremonia, para iluminar el camino con lámparas. De ahí esta parte parábola de jesús, donde el novio lo representa, y las vírgenes representan al pueblo que paciencia su regreso.

En 10 vírgenes locas y sabias ilustran los dos tipos de personas que estarán en la segunda venida de Cristo. La lamparón representa la palabra de Altísimo, el unto la Espíritu Santo y las bodas del reino de los cielos.

Luego, el mensaje que Jesús ha querido dar a sus discípulos ya nosotros con esta parábola es que su segunda venida será en el momento menos esperado por todos. Y solo aquellos que estén completamente preparados para ello alcanzarán el reino de Altísimo.

Las vírgenes insensatas y prudentes reflejan la Iglesia en la venida de Cristo

Las Virgenes Insensatas Y Prudentes Reflejan La Iglesia En La Venida De Cristo

Vemos en esta historia como a primera audiencia no parecía deber diferencias entre las 10 vírgenes; todos cargaron sus lámparas y todos se durmieron de agotamiento. Así es con la iglesia, muchas conocen la escritura, se reúnen y esperan con confianza la venida de Cristo, como todas estas vírgenes esperaban al novio.

Pero resulta que no todos tienen este unto para entrar al connubio, no todos tienen la presencia de Altísimo para entrar al reino de los cielos. como la parábola de 10 vírgenes en la biblia, solo aquellos que están verdaderamente preparados bajo la presencia de Altísimo pueden entrar en el reino de los cielos. Así como estas vírgenes prudentes entraron en la celebración.

Los que no tienen una comunión sincera con Altísimo no serán reconocidos, como siquiera las vírgenes insensatas. Aunque insisten, no habrá más oportunidades, las vírgenes tocaron a la puerta cerrada, pero ya era tarde, el novio no las reconoció y no las dejó entrar.

Consejo de las 10 Vírgenes en la Nuevo Testamento

Reflexión de las 10 Vírgenes en la Biblia

Jesús nos invita a un tiempo de vigilancia, un tiempo en el que debemos comportarse según las leyes de Altísimo, para que tu venida no nos pille desprevenidos. No sabemos en qué día ni a qué hora Cristo volverá a nosotros, lo que sí sabemos es que sólo las personas de corazón puro, fieles a su palabra y acompañadas del Espíritu Santo alcanzarán la goce del firmamento.

Lo ideal es estar preparados como aquellas vírgenes sensatas, para que podamos entrar en el reino, así como entraron ellas en el gaudeamus de bodas. Mantengamos cada uno encendió las lámparas de la fe y el aprecio, pegado con el unto “la presencia del espíritu santo”.

Recordemos que este unto no se puede compartir, debemos obtenerlo por nosotros mismos. Las obras de los demás no podrán auxiliar a los que no han regalado los pasos necesarios para estar preparados el día del regreso de Jesús. Altísimo nos manda a cada uno de nosotros a amparar nuestra propia salvación yendo de la mano.