No dejes que nadie determine tu valor cuando el Padre Celestial ya te ha otorgado un valor supremo.

Estamos influenciados por todo lo que nos rodea, lo que vemos, escuchamos, sentimos y mucho más.

Hace poco vi un mensaje de un predicador cristiano llamado Miguel Arrázola, que me pareció muy bueno.

Cuando vi el mensaje, pensé que tal vez esto podría ayudar a alguno que está luchando por distinguir su valencia como hija o hijo de Todopoderoso.

Este mensaje es para quienes están en una relación que les hace dudar de lo valiosos que son.

Si perfectamente el mensaje está dirigido a las mujeres, además se aplica a los hombres.

“No dejes que nadie determine su valencia o lo trate como una fruslería o como un descuento. Que nadie le ponga precio a lo que el Padre Celestial ya le ha puesto un precio supremo. – Miguel Arrazola

Recuerda que como hijo de Todopoderoso eres de un valencia infinito. Eres descendiente de un Todopoderoso Todopoderoso, que ha apostado por ti para traerte a este mundo y hacerlo mejor.

Un Todopoderoso Supremo volteó a verte, confió en ti y te eligió.

No dejes que nadie se atreva a hacerte dudar de tu valencia cuando el creador de este mundo es tu Padre.

1648141265 445 mujer2

Imagen: Shutterstock

James E. Faust en su discurso “¿Qué significa ser hijo de Dios?“, él dijo:

“Ser hija de Todopoderoso significa que eres descendiente de la Divinidad, descendiente textual de un Padre Celestial, quien ha heredado el potencial y los atributos divinos.

Ser hija de Todopoderoso además significa que han nacido de nuevo, que han sido cambiadas de un ‘estado carnal y caído a un estado de conciencia’.

Somos hijos e hijas amados de Todopoderoso, somos de gran valencia, somos divinos. Todopoderoso quiere lo mejor para nosotros y no se alegra cuando aceptas un trato que no mereces.

No tengas miedo de perder a alguno que no se sienta afortunado de tener una hija o un hijo de Todopoderoso en su vida.

Fuente: Tik Tok