Objetos históricos, artísticos y religiosos – Iglesias de Buenos Aires

Numerosos objetos históricos, artísticos y religiosos se encuentran en el Templo NS del Rosario y Convento de Santo Domingo. Hablemos de algunos de ellos.

Camarin NS del Rosario
Camarín Nuestra Señora del Rosario

la foto de Nuestra señora del rosario Incompatible en el camerino, es una figura antigua tallada en madera y traída del Stop Perú, que data del siglo XVI. Presidió los servicios en nuestra Iglesia Catedral ese siglo. Por lo tanto, como dice una placa, fue honrado con los títulos de «Milagroso, Taumaturgo, Histórico, Antiguo, Primero».

Esta imagen histórica fue trasladada de la catedral al templo a finales del siglo XVIII. a su en torno a el Hermandad del Santo Rosario que actualmente opera en el convento. En 1922 recibió la coronación pontificia de manos del Papa Pío XI

Nosotros de Rosario Banderas
Bandera inglesa

En el interior del templo se pueden arrobar estos objetos: dos banderas del Regimiento N ° 71 Highlanders, que intervinieron en la primera invasión inglesa. dos banderas del Flota Efectivo Británica Ofrecido personalmente por el propio Liniers a NS del Rosario el 24 de agosto de 1806. Igualmente en el camerino se encuentran dos banderas conquistadas por los españoles por Belgrano en su campaña al Stop Perú.

objetos.  Iglesias de BA

El rico retablo del altar longevo, las valiosas pinturas del Rosario y Santa Rosa de Escofina. Igualmente los preciosos ornamentos y los magníficos altares de bellas esculturas. Las espléndidas esculturas de San Vicente Ferrer de 1773, Santo Domingo Penitente de 1779 y Santo Cristo del Buen Delirio. Los quince misterios del rosario ejecutados en mosaicos artísticos de Venecia.

En la sacristía hay un valioso cuadro de los Santos Fundadores, pintado en 1762. Es doblemente histórico por su caducidad y por conservar los impactos de las balas inglesas que lo atravesaron durante las invasiones.

Veletas, dos objetos extraños

La veleta de la torre derecha tiene la figura de un perro, ya que los dominicanos llevan el nombre de Domini canis, los guardianes del señor. La veleta izquierda es la silueta tradicional de un desafinación que simboliza la vigilancia. Se dice que en las cimas de las iglesias barre el horizonte y se encarga de expulsar a los demonios.

Veletas, dos objetos extraños

Dominicanos que hicieron historia

Eran dominicanos: Gaspar CarvajaÉl, quien bendijo, en 1553, la fundación de Santiago del Estero, la ciudad más antigua que aún existe en el zona argentino. los frailes que comen Matías Castillo, decidió que San Martín permanecería en el gobierno de Cuyo y que en San Juan lo alojaron en la celda del convento. gran juan, cuya encaje educativa de 50 abriles en Santiago resume toda la historia de la educación primaria en la provincia. Jose z intentin, el preceptor de los jóvenes porteños, muchos de los cuales actuaron en 1810. Feria Dorada, defensor de la forma republicana de gobierno en 1816. Luis tejeda, el primer poeta de nuestras tierras. Registrador de posición de Manuel Torres, a quien se debe el primer hallazgo paleontológico en zona argentino. y el apasionado Ignacio Grela, representante de los criollos, quien el 25 de mayo de 1810 reclamó la expedición inmediata del Cabildo, porque:

la multitud quiere entender de qué se manejo

Ignacio Grela

el lunático en la torre

Iglesia de Santo Domingo Emeric Essex Vidal 1817

En noviembre de 1827, el físico italiano desembarcó en el puerto de Buenos Aires. Octavio Fabricio Mossotti. Asumió la cátedra de Física en la Universidad de Buenos Aires y asimismo pudo trabajar en la única torre que entonces ocupaba el convento de Santo Domingo. Mossotti tenía un interés específico: el bóveda celeste. Por eso recogió objetos meteorológicos dispersos, los preparó y se instaló allí en las staff para estudiar el bóveda celeste de Buenos Aires.

Este físico fue el primero en cronometrar la cantidad de afluencia en la ciudad con un pluviómetro. Estudió el día solar para calibrar mejor los relojes en Buenos Aires, ya que la “hora oficial” de esos tiempos era la que marcaban los relojes en las torres del Cabildo, primero, y luego en la iglesia de San Ignacio (desatiendo de ajustes puede retrasar la programación hasta en 16 minutos). Ele registrou um ausencia do sol em 1833 e um da lua em 1834. Ele também relatou a passagem de Mercúrio em frente ao sol, em 5 de maio de 1832, para inveja de seus colegas na Europa, que passaram um dia com nuvens e perdi eso.