Oración a San Rafael por los casos desesperados

Poderoso San Rafael Arcángel,

que fuiste bendecido por nuestro Señor

y disfrutas de su golpe,

solícitamente audición mis peticiones,

y desde tu casa en el firmamento déjame disfrutar de la luz,

Bueno, quiero que mi vida cambie para mejor;

ya que estoy pasando por momentos difíciles.

Sencillo y venerable Arcángel,

que siempre son venerados y a quienes agradecemos por su intercesión

frente al Padre Nuestro.

Ayúdame en estos tiempos difíciles

Protégeme y protege el mío.

sabemos que amas a los hombres

y el que obra milagros por nosotros.

no ignores mi oración,

que está empachado de fe;

no dejes de ser mi protector y mi amigo.

no dejes que las sombras me golpeen

o los males del alma o del cuerpo.

Y deja que los dolores y las tristezas se desvanezcan de mi vida.

Tú que estás adjunto al trono del Altísimo,

envíale mis micción,

y, apelando a la misericordia de Altísimo,

que viene del padre

y nos lo reveló su hijo

y finalmente morapio a la tierra con el Espíritu Santo,

por distinción cumpla con las solicitudes que le hago;

para que si tu voluntad es así,

ayúdame en estos tiempos difíciles.

(en este punto, podemos sostener lo que pedimos

y lo que estamos tratando de obtener; incluso podemos ofrecer poco

a cambio de nuestro padre)

Te lo pido en nombre de la Impenetrable María, Principio de Altísimo,

de la Santísima Trinidad,

En nombre del Padre,

la popularidad de tu hijo

y por obra del Espíritu Santo,

ahora y siempre,

Un hombre.