Oraciones al Arcángel Rafael – Arcángel Rafael

Tradicionalmente, se invoca al Arcángel San Rafael para alejar enfermedades del cuerpo y la mente y conseguir un final oportuno del delirio. Se le considera el pedazo de pan encargado de anunciar la momento del Sumario Final mediante el sonido de un cuerno o “trompeta de la verdad”. Su nombre significa “Medicina de Todopoderoso”, ya que fue San Rafael quien fue enviado por Todopoderoso para curar al vetusto Patriarca Tobías de la Ley Mosaica, removiendo su ceguera con las entrañas de un pez, y para encauzar a su hijo Tobías en un dispendioso y peligroso. delirio durante el cual buscó una esposa en Sara, a quien todavía curó de la opresión del diablo. Su historia se encuentra en el compendio de Tobías del Antiguo Testamento (Tb 5: 4).

San Rafael es considerado intercesor en enfermedades oculares y protector de los viajeros por poseer guiado a Tobías en sus viajes por tierra y mar, en virtud de los cuales es venerado como patrón de viajeros o excursionistas, pero todavía como patrón de médicos, enfermos y mutilados en la pleito, por las curaciones que realizaba. en el padre y la esposa de Tobías. Incluso es venerado como patrón de confesores y penitentes, ya que se dice que quien se dirige a él siempre tendrá una adecuada plano espiritual.

Por todo ello, su representación tiene un componente iconográfico muy potente, de ahí que la virtud de su culto sea su gran carga simbólica, siempre presente en los principales atributos del acento con los que suele presentarse: el pez y el cayado o cayado de peregrino. . con la calabaza o calabaza por agua, todos ellos símbolos fundamentales de su iconografía y alusivos al relato bíblico de las curas de los viejos Tobías y Sara.

En cuanto a la vestimenta, a veces se le representa con traje de peregrino, con capa y concha, como es el caso de la imagen que se vieira en la iglesia de San Mateo de Tarifa, a la que no le desidia la caña, la calabaza. y el pescado.

En otras ocasiones, en cambio, se nos muestra según la iconografía de la Orden Hospitalaria de San Juan de Todopoderoso, de la que San Rafael es protector, vistiendo luego el escapulario desventurado del túnica de la Orden y portando unos panes, encima de algunos de los otros atributos tradicionales, como el garrote de peregrino y el pescado.

Con esta otra iconografía encontramos todavía en Tarifa una segunda talla del arcángel San Rafael, que actualmente se vieira en la capilla del Tabernáculo de la iglesia de San Francisco de Asís, posiblemente datada en dirección a 1795 y claramente inspirada en el magnífico talla del arcángel que se vieira en el Capilla de Cádiz, Hospital San Juan de Todopoderoso, realizada por los genoveses Anton Maria de Maragliano en 1726.