Reflexión de la parábola del tesoro escondido

Reflexión de la parábola del tesoro escondido

EL parábola del fortuna escondido Es una parábola de Redentor, que representa el gran valencia del reino de los cielos. Esta parábola se encuentra en los Evangelios de Mateo. Junto a mencionar que todas las parábolas que podemos estudiar en la Nuevo Testamento tienen como principal enseñanza, la importancia del reino de los cielos para el ser humano.

Sin bloqueo, para entender mejor, vamos a detallar un poco lo que Jesús nos quiere enseñar en este parábola del fortuna escondido. Y para originarse leamos esta parábola en el vademécum de Mateo 13:44.

(Mateo 13:44). “Por otra parte, el reino de los cielos es como un fortuna escondido en un campo. Que un hombre encuentra. y lo vuelve a esconder; y, oportuno por eso, va, vende todo lo que tiene y negocio ese campo”.

Publicación sugerida: No mires la viga en el ojo de otra persona Versículo bíblico

encontrando el fortuna

Encontrando El Tesoro

Recordemos que en la caducidad la familia guardaba tesoros bajo tierra. Donado que los bancos no eran muy confiables en este momento. Siendo esta la forma más segura de retornar a reunirse el fortuna algún dia.

En el parábola Pudimos ver que una persona descubre poco muy valioso en el interior de un campo, lo que asimismo le causa una gran alegría cuando lo encuentra. Hasta el punto de venderlo todo para comprar el sitio y quedarse con este fortuna.

El reino de los cielos es un fortuna escondido

El reino de los cielos es un tesoro escondido

Ciertamente, Redentor compara el reino de los cielos con un fortuna escondido. Ahora,Porque lo comparar con un Fisco escondido? Ciertamente porque Jesús quiere que comprendamos el valencia supremo que tiene el reino de los cielos para toda la humanidad.

Esto implica que, como todas las cosas de gran valencia, implica cierta búsqueda y ciertos sacrificios. Lo mismo sucede con el reino de los cielos, el ser humano primero debe tener una comportamiento de averiguar y vencer para poseerlo.

Por otro banda, la naturaleza oculta del fortuna sugiere que el reino de los cielos no ha sido revelado a todos los seres humanos. A pesar de que, Altísimo ya preparó el ámbito y el atmósfera valentísimo para que su reino sea conocido por toda la humanidad.

El reino de los cielos, si proporcionadamente implica averiguar y conquistar, es poco que llega completamente de balde a la humanidad. Pero una vez que es revelado en nuestras vidasnecesita ser valorado más que cualquier cosa que poseamos en la tierra.

Perder para superar, parábola del fortuna escondido

Podemos observar en la parábola que cuando el hombre descubrió el fortuna inmediatamente corrió traicionar todas sus posesiones para comprar el sitio y quedarse con el fortuna. No sabemos cuánto tenía que perder este hombre, pero estaba convencido de que la riqueza que ganaría sería mucho maduro.Perder para ganar, parábola del tesoro escondido

Para apreciar el reino de Altísimo en nuestra vida, a menudo tenemos que renunciar a ciertas cosas. No necesariamente material, sino todo lo que pueda impedir nuestro crecimiento espiritual.

Tomar el Reino de Altísimo en nuestra vida implica conservar lo más valioso, que son los dones del espiritu santo. A través de los dones del Espíritu Santo, experimentaremos una transformación en nosotros mismos que nos llevará a descubrir el seguro propósito de Altísimo para nosotros ya desarrollar el potencial que tenemos en el interior de nosotros.

Por otro banda, se nos dará la oportunidad de heredar la vida eterna por la perdón y misericordia de Altísimo. La parábola del fortuna escondido nos enseña a perder para superar.

valencia del reino

El Valor Del Reino

Jesús nos enseñó que el reino de los cielos está cerca de nosotrosy podemos leerlo en Mateo 4:17 que dice: “El reino de los cielos se ha acercado”. Esto quiere opinar que cuando hablamos del reino de los cielos, es poco que está mucho más cerca de lo que pensamos.

Por consiguiente, el reino de los cielos, del que Jesús se asemeja al fortuna escondido, podría interpretarse como el reino de Altísimo establecido en la tierra. Y ese fortuna son, como decíamos antaño, los dones del Espíritu Santo revelados en nuestros corazones.

Este es, sin duda, el maduro y mejor fortuna que podemos admitir como cristianos de Altísimo. Pero, somos responsables de difundir este reino y su valencia a las personas a quienes aún no se ha manifestado.

¿Qué es el Reino de los Cielos?

¿Qué es el Reino de los Cielos?

El reino de los cielos es conocido como el sitio establecido por Altísimo, en el cual él mismo es el gobernador. Este sitio asimismo es conocido como el reino de Altísimo. Su función rectora es igual a la de los gobernantes de la tierra, pero con una orden absoluta e infinita sobre la humanidad. Interiormente de este reino, Altísimo ha establecido un rey, que es Redentor, a quien le ha regalado autoridad sobre todos los reyes de la tierra.